Fibromialgia: ¿Qué son los hormigueos? ¿Por qué se me duermen las manos y los pies?

Las sensaciones de hormigueo son sensaciones anormales que pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero a menudo se sienten en los dedos, manos, pies, brazos o piernas. ¿Quién no se ha dormido alguna vez o ha sentido un hormigueo en la mano? ¿Cuáles son sus causas y cuándo hay que preocuparse por ellas?

En una entrevista con Infosalus, el médico de familia y miembro del Grupo de Trabajo de Neurología de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC), el doctor Jesús Pujol afirma que a nivel médico el hormigueo se conoce como ‘parestesia’.

“El hormigueo puede aparecer bien por la postura que mantenemos, bien como síntoma de alguna enfermedad. Uno de los factores más comunes es la postura, permanecer mucho tiempo en la misma posición y luego, en segundo lugar, por la lesión de un nervio y por ejemplo la presión sobre los nervios. de una hernia discal”, dice. El especialista del centro de salud de Balaguer (Lleida) también apunta a la falta de vitamina B12; a niveles anormales de calcio, potasio o sodio en el cuerpo; al uso de ciertos medicamentos; a la diabetes mellitus; a tratamientos de quimioterapia o radioterapia; por aterosclerosis o por una congelación o inflamación de los vasos sanguíneos; como resultado de la picadura de un animal o insecto; o por toxinas en mariscos.

Sobre las enfermedades que pueden generar parestesias, el Dr. Pujol apunta al síndrome del túnel carpiano, migrañas, hipotiroidismo, esclerosis múltiple (ELA), ataques epilépticos o accidentes cerebrovasculares, además del fenómeno de Raynaud (estrechamiento de los vasos sanguíneos por mala regulación de los temperatura en manos y pies).

TIPOS DE CONCRETO   

Pujol también distingue entre parestesias u hormigueo episódico, de las permanentes. “Las episódicas se derivan de la compresión nerviosa, como ocurre por ejemplo en las hernias discales en cualquier punto de la columna, en el caso del síndrome postural y del túnel carpiano. En cambio, son permanentes cuando se derivan de una deficiencia de vitamina B12, o son causados ​​por diabetes mellitus, o por enfermedades neurológicas como la ELA”, agrega el integrante de la SEMFYC. En su opinión, no hay que asustarse cuando aparece de repente el hormigueo. Es conveniente acudir al médico cuando existe además una debilidad o incapacidad para moverse al mismo tiempo que la propia parestesia.

También recomienda acudir a un médico de Atención Primaria si el hormigueo surge justo después de haber sufrido una lesión o traumatismo en la cabeza, el cuello o la espalda; si aparecen al mismo tiempo que no se puede controlar el movimiento de la pierna o del brazo; o si también hay pérdida del control de esfínteres; o al mismo tiempo que el hormigueo es dificultad para hablar, cambios en la visión, dificultad o debilidad para caminar, hay erupciones en la piel, o cualquier síntoma inusual en la persona y que se acompaña de hormigueo. El tratamiento, según Pujol, dependerá de cuál sea la causa que ha dado lugar a estas parestesias y si, por ejemplo, se debe a un déficit de vitamina B 12, entonces será recomendable tomar suplementos de dicha vitamina. .

Advertisement
Advertisement
⬇⬇Suscríbete al canal de Youtube⬇⬇ ➡



Para aquellos que no entienden la fibromialgia Fibromialgia, olvidé las palabras que iba a decir, olvidé lo que iba a hacer, olvidé a dónde iba …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *