Evite las llamaradas de fibromialgia: cuide sus necesidades emocionales

Si le han diagnosticado fibromialgia, es probable que esté enfermo y cansado de todos los dolores y otros síntomas. Usted maneja dolores de espalda, dolores de cabeza crónicos y mucho más. Eso probablemente ha comenzado a pasarle factura. Además, existen ciertos factores físicos, ambientales e incluso emocionales que pueden contribuir a los brotes de fibromialgia. Conozca cuáles son sus desencadenantes y cómo puede trabajar para evitarlos.

El estrés como desencadenante de la fibromialgia

A menudo,  un poco de estrés en nuestras vidas puede ser algo bueno . Después de todo, sin eso, nunca haríamos nada, ¿verdad? Nuestro trabajo simplemente seguiría acumulándose en nuestros escritorios. Los platos quedarían sucios en el fregadero. El pobre perro nunca sería sacado en su caminata diaria. Sin embargo, hay momentos en que el estrés en nuestras vidas puede volverse insalubre. Si tiene fibromialgia, el estrés es algo que debe controlar para evitar el desencadenamiento de sus síntomas.

La investigación ha demostrado que una de las cosas más importantes que pueden desencadenar un brote de fibromialgia son los factores emocionales, como el estrés. Los episodios de ansiedad emocional extrema y el estrés pueden causar dolores de cabeza, dolores musculares e incluso pueden desencadenar ataques de ansiedad.

Incluso factores estresantes externos como luces brillantes o ruidos fuertes pueden desencadenar los síntomas de la fibromialgia. No está claro por qué exactamente las personas con fibromialgia reaccionan tan negativamente con el estrés. Podría ser porque el estrés en realidad causa que nuestros cuerpos liberen hormonas específicas que pueden interferir con la percepción del dolor en aquellos con fibromialgia. La otra escuela de pensamiento es que el estrés en realidad aumenta el dolor y la tensión muscular.

Para evitar que sus síntomas de fibromialgia se disparen, debe encontrar formas de limitar la cantidad de estrés en su vida. Tome descansos regulares tanto de su trabajo como de su hogar y vea lo que puede hacer para reducir su carga de trabajo en la oficina. Aprenda meditación y participe en un programa regular de ejercicios para que pueda tener una salida para la energía adicional que tiene de vez en cuando o una forma de liberar el estrés.

Consejos para el manejo del estrés y la salud emocional

# 1- Evite el estrés que es innecesario

Sepa que no podrá evitar todo el estrés, y además, no es saludable evitar una situación que deba abordar. Sin embargo, es posible que te sorprenda lo que realmente puedes eliminar.

  • Aprende la palabra “NO”: conoce cuáles son tus límites y establece límites
  • Evita los que te causan estrés: si hay alguien que siempre te causa drama y estrés, sácalos de tu vida para siempre.
  • Mantén el control de tu entorno: si hay algo en tu entorno que te causa estrés, deshazte de él.
  • Evite esos temas “candentes”: si hay algo que lo molesta de discutir, entonces no lo discuta.

# 2- Cambia tu situación

Si hay una situación estresante que simplemente no puede evitar, descubra qué puede hacer para cambiarla. En la mayoría de los casos, esto implica un cambio en la forma en que opera en la vida diaria, así como en sus habilidades de comunicación.

  • No embotelle sus sentimientos, explíquelos. Si hay algo que irrita sus nervios, comunique sus preocupaciones.
  • Aprenda a comprometerse: cuando le pide a otros que cambien, también debe estar dispuesto a hacer algunos cambios; esto lo ayudará a encontrar ese término medio.
  • Aprenda a ser asertivo: haga frente a cualquier problema, no se quede atrás.
  • Aprenda habilidades de administración del tiempo: administrar el tiempo de manera inadecuada puede hacer que experimente mucho estrés, planifique con anticipación y no se exceda demasiado.

# 3- Adapt

Si no puede cambiar lo que le está causando estrés, haga algunos cambios usted mismo. Adaptarse a la situación y recuperar el control.

  • Cambie su perspectiva: aprenda a ver las situaciones estresantes desde una perspectiva mucho más positiva.
  • Enfoque en el panorama general. Nuevamente, cambie su perspectiva: ¿la situación será un problema a largo plazo?
  • Cambie sus estándares: cuando es un perfeccionista, se está preparando para el fracaso, establezca expectativas razonables para usted.

# 4- Aceptar lo que no puedes cambiar

Hay algunas cosas que te causarán estrés que simplemente no puedes evitar. En estos casos, debes aprender a aceptar las cosas tal como vienen. Aunque la aceptación de una situación puede ser difícil, a la larga es mucho más fácil que luchar contra una situación.

  • No seas controlador. Hay algunas cosas en la vida que estarán fuera de tu control: enfócate en lo que puedes controlar, como tu respuesta a estas cosas.
  • Mire el lado positivo: sepa que cada nube realmente tiene un aspecto positivo, búsquelo y use los desafíos de la vida para crecer.
  • Hable de cosas: encuentre a alguien en quien confíe o consulte a un terapeuta profesional; a veces, simplemente, hablar sobre lo que lo estresa puede ser útil.
  • Perdonar: acepte que nadie es perfecto y que todos cometen errores en algún momento; suelte el resentimiento y la ira.

# 5- Diviértete y relájate

Vaya más allá de hacerse cargo y tener una actitud positiva. Sepa que puede reducir el estrés en su vida simplemente tomando tiempo para cuidarse. Si te permites tiempo para divertirte y relajarte, podrás lidiar mejor con los factores de estrés a medida que se presenten.

  • Dedique un tiempo para relajarse. Permita un poco de tiempo en su día para incluir algo de descanso y relajación. No permita que otras cosas se inmiscuyan en este momento.
  • Establezca algunas conexiones: dedique tiempo a quienes mejoran su vida. Tener un sistema de apoyo sólido a su alrededor lo ayudará a reducir los efectos del estrés.
  • Ten un sentido del humor: aprende a reír (incluso a ti mismo); esto puede ayudar a tu cuerpo a combatir los efectos negativos del estrés.

# 6- Sé saludable

Una buena forma de reducir los efectos del estrés en su vida y cuerpo es estar saludable.

Haz ejercicio regularmente:  toma al menos 30 minutos tres veces por semana para hacer ejercicio. Los ejercicios aeróbicos son geniales para liberar la tensión y el estrés que has reprimido en tu interior.

Coma saludablemente: los  cuerpos que reciben la nutrición adecuada son más capaces de manejar el estrés.

Reduzca la ingesta de azúcar / cafeína:  los “altibajos” que vienen con el azúcar y la cafeína duran poco tiempo y generalmente terminan con un crash en su energía y estado de ánimo: al reducirlos, se sentirá mucho mejor y dormirá mejor.

Evite las drogas, el alcohol e incluso los cigarrillos.  Estos pueden ser un escape “fácil” del estrés, pero este alivio es solo temporal.

Duerma bien:  obtener la cantidad y la calidad de sueño adecuadas refrescará su mente y cuerpo; cuando se sienta cansado, su estrés aumentará.

Advertisement
⬇⬇Suscríbete al canal de Youtube⬇⬇ ➡



Para aquellos que no entienden la fibromialgia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *