Formas de mantenerse libre de dolor este invierno

Una de las quejas más comunes de las personas con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica es cuán terrible puede ser el clima frío. El frío parece meterse en nuestros huesos y hacer que todo se endurezca y duela. Al mismo tiempo, muchos de nosotros somos sensibles al calor y algunos responden tanto al calor como al frío.

Esto hace que sea difícil de manejar sin importar el clima o clima en el que viva. Para manejar el síntoma, se requiere prestar atención a su entorno y cómo está afectando su cuerpo, y pensar en el futuro cuando sabe que tendrá que lidiar con extremos. El frío puede hacer que nuestra piel se lastime, y cuando nos congelamos, puede ser absurdamente difícil volver a calentar.

El invierno puede ser un momento difícil para muchas personas debido al clima frío, la luz solar mínima y los días más cortos. Pero lo que es sorprendente, es que el clima que está un poco frío puede ser algo reconfortante para las personas con fibromialgia. La mayoría dirá que los meses cálidos y húmedos son malos para su dolor. El clima frío es menos probable que haga sudar y puede tener efectos beneficiosos en los centros del dolor en el cerebro.

Por otro lado, si tiene dolor y otros síntomas de fibromialgia, puede sentir efectos poco entusiastas en áreas con mucho frío en el invierno o cuando la temperatura fluctúa mucho. “Una brisa fría que sopla sobre un músculo ya deficiente de energía lo arrojará al acortamiento, y los músculos acortados son la principal causa de dolor. Si siente que sus síntomas de fibromialgia son malos en el invierno, no estará solo.

Muchas personas que lidian con las luchas diarias de la fibromialgia informan que el clima frío parece agravar sus síntomas, causando más dolor y fatiga. Aquí hay algunas maneras de ayudar.

Vístete apropiadamente para el clima

La ropa tensa a menudo puede ser un problema para las personas con síntomas de fibromialgia, así que opta por la ropa tibia y suelta. Vestirse en capas puede permitirte vivir tostado y también ajustarse rápidamente quitándose una capa si te calientas demasiado. Para ayudar a combatir el frío cuando tienes que salir también, asegúrate de tener los accesorios adecuados, como guantes, sombreros, bufandas y botas abrigadas. Ropa interior larga debajo de su ropa también puede tener un impacto considerable en la reducción de su dolor, así como ayudar en la terapia. El uso de camisetas, ropa de noche o ropa interior larga hecha de pieles puede ser tan eficaz como la medicación para disminuir los niveles de dolor en pacientes con fibromialgia.

Usar capas

El uso de capas en climas fríos es útil para pacientes con fibromialgia porque te permite adaptarte a las cambiantes condiciones climáticas, especialmente cuando pasas del exterior al interior y viceversa. Puedes usar capas externas para mantenerte tibio, pero quítate algunas capas externas cuando vayas a la casa para que no te inflames, lo que puede convertirse en un disparador en sí mismo.

Esté atento al sudor

Limpie la transpiración y cambie a ropa seca lo antes posible si descubre que está sudando en el invierno. Nada provoca escalofríos que dirijan a los síntomas de la fibromialgia más que el empapamiento de su propio sudor.

Tomar un baño caliente por la noche

Tomar una ducha tibia o tibia antes de acostarse es un hábito de calma que puede decidir simplemente porque es agradable. Haz que los baños sean especiales. Mantenga velas junto a la bañera. Pero además de ser un pasatiempo relajante, un baño tibio también puede tener beneficios curativos para los pacientes con fibromialgia. El agua tibia eliminará la frialdad de tu esqueleto y te hará sentir relajado. Aliviar esos inviernos que hieran los huesos debería disminuir sus niveles de dolor lo suficiente como para que pueda flotar en un sueño reparador. Tomar un baño tibio cada noche tendrá la consecuencia secundaria de calentar sus huesos y eliminar cualquier escalofrío que sea causante del dolor y los síntomas de la fibromialgia.

Permanecer seco

Hacer ejercicio al aire libre es excelente para la condición física de todos, incluso para las personas que tienen fibromialgia e incluso cuando las temperaturas son heladas. Sin embargo, los pacientes con fibromialgia deben vigilar la transpiración, principalmente durante el invierno. El sudor se enfriará en la piel rápidamente cuando las temperaturas están congeladas, lo que puede hacer que se sienta muy frío y que sea difícil calentarlo una vez más. Siga adelante y benefíciese de una tarde de patinaje sobre hielo o saque la nieve si es necesario; sudar un poco está bien para ti. Solo asegúrate de volver a ponerte la ropa seca lo antes posible.

Pruebe calentadores de manos

Los calentadores de mano adquiridos en la tienda que generan calor cuando los abren también pueden aliviar los síntomas de la fibromialgia. Puede comprar productos en el sector al aire libre o de camping de la tienda que abre y usa para generar calor. Estos calentadores de mano pueden ayudar a que tus manos se mantengan calientes cuando estás fuera del hogar. Debido a que el contacto con el frío causa dolor en las manos y los dedos de muchas víctimas de fibromialgia, es importante tener acceso a la liberación del frío lo antes posible.

Di no a la copa

Beber alcohol es un pensamiento terrible para la mayoría de las víctimas de fibromialgia, especialmente durante el invierno. El alcohol dilata los vasos sanguíneos, lo que puede hacer que pierda calor incluso más rápido de lo normal.

Estas estrategias diarias deberían ayudar a aliviar los síntomas. Sin embargo, si descubres que las llamaradas de invierno te hacen infeliz, tal vez debas pensar en moverte a un clima más cálido y seco. Por supuesto, esta no es una solución que funcione para todos, pero si su calidad de vida sufre tres o más meses al año, vale la pena considerarla.

Advertisement
Advertisement
⬇⬇Suscríbete al canal de Youtube⬇⬇ ➡



Para aquellos que no entienden la fibromialgia

Leave a Reply

Your email address will not be published.