5 señales de advertencia temprana en personas con fibromialgia

Si bien los síntomas de la fibromialgia pueden parecerse a los asociados con otras enfermedades, si observa más de un síntoma, es una buena idea consultar a su médico para un diagnóstico temprano.

La fibromialgia es una enfermedad reconocida por todas las organizaciones médicas (y la Organización Mundial de la Salud desde 1992). Su prevalencia es  sin duda más alta en las mujeres.

Hoy la fibromialgia presenta un desafío tanto para la ciencia como para la medicina porque el perfil clínico y los síntomas pueden ser muy amplios, desde el dolor musculoesquelético crónico hasta el síndrome del intestino irritable, los trastornos de la vejiga hiperactiva, los trastornos del sueño, el bruxismo …

La hipersensibilidad al dolor y las alteraciones en el estado de ánimo que causa esta condición crónica son dos de las realidades comunes, así como las limitaciones en su vida diaria, que enfrentan los pacientes.

Su sufrimiento puede paralizarlos, por lo  que es difícil proporcionar un régimen de tratamiento completo y funcional  para que los pacientes recuperen su calidad de vida.

Como siempre, cuando se trata de enfermedades crónicas, es importante contar con la mayor cantidad de información posible y ser parte de un grupo de apoyo que lo ayudará a probar varios tratamientos hasta que logre los mejores resultados.

En el artículo de hoy, lo invitamos a conocer cinco señales tempranas de fibromialgia para tener en cuenta.

Fibromialgia: los primeros síntomas

Comencemos por considerar algo importante. En promedio, una persona que tiene fibromialgia tarda mucho tiempo para recibir el diagnóstico adecuado, debido a la variedad de síntomas que pueden tener.

Es común pasar por una serie de diferentes médicos y especialistas hasta que finalmente llegue al diagnóstico correcto. Es posible que, por ejemplo, escuche más sobre enfermedades reumáticas o artríticas.

La fibromialgia, sin embargo, es mucho más amplia que eso.

Los neurólogos han descubierto que la fibromialgia, de hecho, no es una enfermedad reumática, sino  un problema que se origina en el sistema nervioso central.

Es por eso que necesita estar atento a los siguientes síntomas, y si son persistentes o se combinan con otros problemas, es hora de visitar a un buen especialista.

Osificación

La osificación, o  la sensación de perder movilidad en las articulaciones, es muy dolorosa.

  • Esta sensación de parálisis generalmente aparece por las mañanas y es uno de los primeros síntomas de la fibromialgia.
  • Cuando ha estado sentado o acostado durante largos períodos de tiempo,  su cuerpo y las articulaciones no reaccionan de la misma manera.
  • También puede experimentar este síntoma cuando experimenta cambios en la temperatura o la humedad relativa.

Un ejemplo podría ser cuando estás en una habitación con aire acondicionado. Cuando salga y note la diferencia de temperatura, experimentará dolor de cabeza y rigidez en los músculos del cuello o los hombros.

Trastornos del sueño

A pesar de dormir lo suficiente, los pacientes que sufren de fibromialgia pueden despertarse y sentirse cansados, como si solo hubieran dormido unas pocas horas.

Varios estudios sobre este tema indican que durante la fase más profunda del sueño (la etapa delta) puede experimentar interrupciones en las ondas cerebrales que inducen la calma.

Esto significa, por lo tanto, que  a pesar de estar dormido no estás descansando.

Pequeñas fallas cognitivas

Las personas con fibromialgia a menudo informan que los primeros síntomas que notaron fueron algunas  dificultades para concentrarse o una habilidad lenta para concentrarse en ciertas tareas.

  • Estos problemas se conocen como “fibro niebla” y se caracterizan por pequeños fallos en la memoria o dificultad para asumir varias cosas a la vez.
  • Es importante tener en cuenta que estos síntomas también pueden estar asociados con el estrés, por lo que si está tratando de determinar si podría tratarse o no de fibromialgia, es mejor tener en cuenta otros síntomas más definitivos (dolor en las articulaciones, fatiga, etc.).

Malestar abdominal

Muchas personas que tienen fibromialgia experimentan varios problemas digestivos que se manifiestan desde el principio con los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal, estreñimiento o diarrea
  • Síndrome del intestino irritable
  • Dificultad para digerir o tragar comida. Los expertos dicen que a veces la fibromialgia puede causar problemas en los músculos del esófago

Síndrome de dolor miofascial

El síndrome de dolor miofascial es una afección neuromuscular en la que  se forman y distribuyen puntos muy dolorosos (conocidos como puntos gatillo) alrededor de los músculos o los tejidos conectivos.

  • Si experimenta movimientos repetitivos dolorosos que se encuentran en lugares inesperados, podría ser una indicación de esta condición.
  • A veces, solo llevar una bolsa de hombro pesada puede causar dolor agudo en el cuello, el hombro e incluso el codo. Esto es algo a tener en cuenta.

Recuerde que la  fibromialgia puede afectar a cada persona de manera diferente  con una amplia variedad de síntomas.

Sin embargo, existen algunos síntomas más comunes, y lo alentamos a que busque ayuda si alguno de los que describimos hoy se vuelve persistente y afecta su calidad de vida.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *